Reiki en Hospitales

El reconocimiento de Reiki en hospitales

Aún queda mucho por hacer en el reconocimiento de Reiki en hospitales como terapia natural o complementaria, sin embargo se van dando pasos al respecto principalmente fuera de España. En nuestra escuela han aprendido Reiki muchos profesionales sanitarios, si bien no llevamos la cuenta exacta de la profesión de nuestros alumnos, calculamos que el número de profesionales sanitarios en nuestra escuela supera la centena (nos referimos a profesionales de la salud oficial, si habláramos de salud natural el número se multiplicaría por 3), principalmente de las ramas de enfermería y psicología pero también de medicina, auxiliares de enfermería, fisioterapia o celadores hospitalarios (curiosamente no tenemos constancia de ningún psiquiatra).

receta reiki

Prescripción médica de Reiki

Muchos profesionales sanitarios aplican Reiki en hospitales aunque generalmente de manera sutil. También sabemos de muchos médicos que recomiendan Reiki a sus pacientes, si bien es verdad que siempre es verbalmente sin dejar constancia escrita. Hace poco hemos descubierto una receta médica debidamente firmada y sellada por el facultativo, prescribiendo Reiki a un paciente. Ha sido en Bariloche, Argentina. La alegría ha sido tan grande que la receta se ha convertido en un documento histórico difundido en las redes sociales.

La National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) (Centro Nacional para medicina complementaria y alternativa), una sección de la National Institute of Health (Instituto Nacional de la Salud), ha elaborado información respecto al Reiki considerándolo como medicina complementaria. También recogen en su web y sus publicaciones, información sobre diversas investigaciones y estudios o ensayos oficiales que se han realizado respecto al uso de esta técnica así como recomendaciones para su uso.

En la actualidad hay más de 800 hospitales en EEUU que ofrecen reiki a sus pacientes, en la imagen aparecen algunos de ellos:

Reiki en hospitales

Algunos de los más de 800 hospitales con Reiki en EE. UU.

Hay muchos ejemplos de la integración del Reiki en hospitales de la Sanidad de EEUU:

Uno de ellos es la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, donde se enseña Reiki a enfermeras y personal médico. Y en varios hospitales, se enseña Reiki a los residentes, como parte de su formación.

Otro buen ejemplo es el Hartford Hospital en Connecticut, donde llevan varios años aplicando Reiki realizando incluso estudios estadísticos por plazos anuales, todos arrojando datos muy favorables respecto a Reiki. En su Web explica:

“¿Cuáles son sus beneficios? Los trabajos de investigación sobre distintas terapias energéticas, han demostrado que Reiki produce reducción de la ansiedad, la tensión muscular, el dolor, acelera la cicatrización y proporciona bienestar. Es beneficioso durante la enfermedad, después de las intervenciones, en el pre- y postoperatorio, así como para aumentar el estado de salud.”

Reiki es beneficioso en hospitales debido a sus características, por ejemplo: que facilita su uso como complemento a la medicina tradicional.

  • No es una religión.
  • El paciente no necesita “creer” en Reiki. Reiki actúa independientemente de las opiniones, creencias o puntos de vista de la persona que lo recibe.
  • No necesita equipos ni instrumentos de ningún tipo, solo precisa un espacio preferiblemente tranquilo.
  • No existen conflictos con fármacos o protocolos, al contrario, muchas personas ven reducidos los efectos secundarios de los fármacos.
  • No tiene contraindicaciones. Una sesión de Reiki no puede ser perjudicial.
  • Un practicante de Reiki ético nunca emite juicios sobre el estado de salud del paciente, no diagnostica, ni aconseja o desaconseja en temas relacionados con el tratamiento prescrito por un médico.

Para más información:

http://nccam.nih.gov

Pero lo realmente importante es que no haya barreras, que la medicina convencional y las naturales interactúen por lo importante, lo que debe prevalecer sobre cualquier creencia: la salud del paciente.

 

Deja un comentario